maxresdefault-e1500935940521

¿Por qué algunas personas tienen tripofobia?

FacebookTwitterCompartir

La tripofobia se describe como el miedo a un conjunto de círculos, tales como los que se encuentran en las esponjas, en un panal, o en las burbujas en una taza de café. Aunque estas formas pueden parecer inocentes para la mayoría de las personas, para muchos provoca una sensación de rechazo, aversión, ansiedad e incluso miedo. Nadie ha sabido por qué sucede este hecho, hasta que los psicólogos de la Universidad de Kent, en el Reino Unido, creen haber dado con la solución.

En su estudio, publicado en la revista Cognition and Emorion, sugieren que la tripofobia es una respuesta evolutiva para evitar enfermedades infecciosas o infecciones parasitarias. Como destacan, muchas infecciones desagradables implican patrones circulares y agujeros, como la viruela, el sarampión, la rubeola, el tifus o la escarlatina.

Es un hecho que muchas respuestas de rechazo y aversión provienen de una función evolutiva. Por ejemplo, las personas que sufren al ver la sangre es una respuesta para evitar posibles fuentes de enfermedades.

Para realizar el estudio, el equipo reclutó a más de 600 personas, la mitad con tripofobia, para ver 16 imágenes y después contestar a un cuestionario. Ocho de las imágenes estaban relacionadas con partes enfermas del cuerpo, como erupciones cutáneas o garrapatas incrustadas, mientras que las otras ocho no tenían nada de malo para el cuerpo, como agujeros en una pared o una vaina de semillas.

Las ocho imágenes relacionadas con las enfermedades provocaron una respuesta negativa entre ambos grupos; sin embargo, las imágenes no relacionadas con ninguna enfermedad solo provocaron esta respuesta en personas tripofóbicas, que informaban de sentimientos de disgusto, náuseas o vómitos cuando vieron estas imágenes. También dijeron que experimentaron picazón en la piel, o la sensación de insectos subiendo por las piernas. Esto reafirmó la teoría de que las personas con tripofobia pueden percibir estímulos inofensivos como si fueran elementos maliciosos.

Como muchos de nuestros miedos, es simplemente una respuesta profundamente arraigada, en este caso, posiblemente una ansiedad generalidad sobre los parásitos y las enfermedades infecciosas.

Imagen relacionada

Iberian Wolf alpha male feeding on deer, its mouth tinted with fresh blood

Descubren que la fauna vuelve a poblar zonas de Chernobyl

Una investigación publicada en la revista Frontiers in Ecology and the Environment ha mostrado, gracias a un conjunto de grabaciones, que la fauna que rodea la Zona de Exclusión de Chernobyl está asentándose en la zona. Un estudio previo del mismo equipo de investigaciones había encontrado que las poblaciones de vida silvestre en dicha zona estaba creciendo a buen ritmo, pero simplemente se basaron en encontrar rastros. Este nuevo estudio, como hemos mencionado, ha utilizado unas grabaciones para confirmar este hecho.

“Los estudios anteriores arrojaron algo de luz sobre el estado de las poblaciones de vida silvestre en la Zona de Exclusión, pero necesitábamos respaldar estos datos”, afirma James Beasley, de la Universidad de Georgia y coautor de ambos estudios. “Para este último estudio desplegamos unas cámaras de manera sistemática en toda la sección de la Zona y captamos evidencias fotográficas necesarias para confirmar nuestra hipótesis”.

El equipo utilizó una técnica de cámara oculta que, a través de la emisión de ciertos aromas, hacia atraer a los animales de alrededor. Se centraron principalmente en encontrar animales carnívoros, porque a menudo se sitúan en la parte superior de la cadena alimentaria y son buenos indicadores de que hay una salud general de un ecosistema.

“Los carnívoros están, a menudo, en los niveles tróficos más altos de las redes alimenticias de los ecosistemas, por lo que son susceptibles a la bioacumulación de contaminantes”, afirma Sarah Webster, coautora del estudio. Eso significa que mientras que los animales más bajos en la cadena alimentaria -como los ciervos- podrían tener menores niveles de contaminación, los depredadores de estos podrían tener niveles más altos, puesto que tienen que sufrir la radiación propia y la de su alimento. “Pocos estudios en Chernobyl han investigado los efectos de los niveles de contaminación en poblaciones de ciertas especies”, añadió.

Sin embargo, no encontraron evidencias que sugirieran que estos animales habían sido afectados negativamente por la radiación o por cualquier otra contaminación, ya que los animales que más encontraron fueron lobos, jabalíes, zorros y mapaches. Desplegaron 94 cámaras en una superficie de ma´s de 2.160 kilómetros cuadrados, encontrando que la distribución de los animales no dependía de la radiación, sino de las necesidades más básicas se sitúan, obviamente, donde encuentran más agua y comida.

Imagen relacionada

1486581477254

¿Cuál fue el dinosaurio más grande?

Un informe publicado este mes en la revista Proceedings of the Royal Society B. ha presentado el dinosaurio más grande que habitó nuestro planeta que, a pesar de que fue descubierto en 2014, no tenía nombre oficial hasta ahora: Patagotitan mayorum.

Esta bestia se alimentaba a base de plantas y colmó los titulares de las revistas científicas hace tres años, después de que un ranchero de la Patagonia argentina descubriera un hueso fosilizado El año pasado, el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York reconstruyó el ejemplar, con un tamaño de 37 metros de largo.

“Patagotitan” puede interpretrarse como “gigante de la Patagonia”; han querido que la zona nombre este mastodonte porque en dichas tierras se han desenterrado más de 150 fósiles en los últimos años. Según José Luis Carballido, en declaraciones al Washington Post, la Patagonia es “un verdadero tesoro paleontológico”, ya que “hay muchos fósiles excelentemente preservados, prácticamente intactos algo que no ocurre muy a menudo”.

Estos descubrimientos han permitido a los expertos hacer la reconstrucción anatómica más completa de cualquier gran herbívoro terrestre de la historia, según el Museo de Paleontología Egidio Feruglio de Trelew, en la provincia argentina de Chubut.

El Patagotitan, que vivió hace unos 100 millones de años, durante el período cretáceo tardío, es considerado un titanosaurio, un linaje diverso de dinosaurios de largas colas y largos cuernos que caminaban sobre cuatro patas. Estos varían mucho en tamaño, ya que los más pequeños pesan tanto como un elefante adulto, muy lejos de las 60 toneladas de los ejemplares más pesados.

57e4eb365569e_57e3b49407575_these-true-st

Resuelven el “misterio” del triángulo de las Bermudas

Seamos sinceros: aunque de pequeños puede llegar a ser plausible creer que hay en una parte del mundo donde los aviones y los barcos desaparecen misteriosamente, cuando uno crece se da cuenta de la tontería que es.

Sin embargo, a pesar de su incongruencia, hemos visto cientos de historias y noticias sobre el triángulo. Pero afortunadamente, se ha conseguido explicar por qué es imposible que exista tal fenómeno.

Durante una entrevista con News Australia, Karl Kruszelicki -un conocido científico australiano- señala que el número de buques y aviones que desaparece en la zona es “el mismo que en cualquier otro del mundo sobre una ase porcentual”. “Está cerca del ecuador, cerca de una parte rica del mundo, por lo tanto, hay mucho tráfico”, añade.

Según Karl, el mito detrás del triángulo de las Bermudas comenzó cuando varios convoyes militares -y sus misiones de rescate subsecuentes- cayeron en la región entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Si a un conflicto de dichas características le sumamos el complicado clima de la zona, tenemos la ecuación perfecta.

Algunos de los pilotos que desaparecieron también cometieron errores catastróficos, como perderse frecuentemente, beber antes de volar, e incluso despegar sin el equipo de aviación adecuado.

Los cuerpos y los restos nunca se encontraron en la mayoría de los casos, pero esto no es sorprendente teniendo en cuenta que es un enorme campo donde buscar, además que las aguas son increíblemente profundas por aquellas zonas. Incluso hoy en día, los restos de aviones y barcos raramente se encuentran, a pesar de los masivos avances en los campos del reconocimiento y del rastreo.

Sin embargo, esta combinación hizo que se creara una leyenda. A pesar de que se sabe desde hace mucho tiempo que no existe nada místico entorno al triángulo, muchas hipótesis han tratado “explicar” estos hechos.

Más recientemente, mucha gente ha estado sugiriendo que las burbujas de metano que se levantan de debajo del mar han estado tragándose barcos. Aunque esto es algo científicamente plausible, hay un problema importante: no hay reservas de metano bajo las aguas del triángulo.

Resultado de imagen para triangulo de las bermudas