Archivo de la etiqueta: gente

resizer

¿Por qué usamos ropa de marca?

FacebookTwitterCompartir

resizerAbrimos el armario y descolguemos la prenda que descolguemos hay algo que es común a todas ellas: la etiqueta. De hecho, ese pequeño recuadro es tan importante que decide el precio del producto más que la calidad de la tela.

En la década de 1770 Marie-Jeanne Bertin, conocida como Rose Bertin, era una sombrerera parisina cuyas creaciones causaban furor entre las damas. La condesa de Chartres la presentó a la emperatriz María Teresa que se encontraba quejosa por lo que ella consideraba el nulo gusto de su hija a la hora de escoger su vestuario –hay cosas que no cambian nunca-. Bertin recibió el encargo de vestirla y sus lujosos vestidos causaron furor en la corte. Pero la emperatriz seguía disgustada: ahora su hija vestía como una actriz de teatro. Su hija se llamaba María Antonieta, que al convertirse en reina de Francia comenzó a gastar ingentes cantidades de dinero en ropa. Por su parte, Bertin alcanzó la fama y empezó a vestir a la aristocracia francesa y las reinas de prácticamente todas las monarquías europeas.

 María Antonieta estba tan entusiasmada con los diseños de Bertin que le abrió un taller propio en Versalles, donde fue nombrada “ministra de la moda”, y creó novedosos modelos para la reina, como el llamado Grand habit de cour. Por supuesto,sus precios eran exagerados, pero su fama atrajo la atención sobre los diseñadores de moda, que empezaron a firmar sus creaciones.

Y en 1846 el francés Charles Worth introdujo la costumbre de usar modelos de carne y hueso para presentar sus vestidos. El tiempo para las top model acababa de nacer…

bostezo

¿Por qué bostezamos?

bostezoLo primero que hace un bebé es llorar. Lo segundo, más o menos a los cinco minutos de nacer, es bostezar. Desde ese momento, el bostezo no nos abandonará jamás. Bostezamos cuando tenemos sueño, cuando nos aburrimos, cuando alguien lo hace a nuestro lado y a veces sin motivo aparente. Pero, ¿qué es el bostezo?

Una cosa es clara, los animales también lo hacen. Gatos, ratas, aves y hasta batracios han sido sorprendidos bostezando. Muchos carnívoros bostezan pero los herbívoros lo hacen muy raras veces. El rinoceronte, por ejemplo, es un excelente bostezador y hasta los peces tropicales bostezan.

No está muy claro por québostezamos o cuáles son las causas que lo disparan. Para poder saberlo algunos científicos se pusieron hace varios años a observar a la gente. Descubrieron que la hora del día en que más se bosteza es la primera hora después de despertarnos y la segunda, la inmediatamente anterior a echarnos a dormir.

Por otro lado hay animales que lo hacen porque se acerca un momento importante del día o algo que requiere toda su atención. Así, leones y mandriles bostezan cuando llega la hora de la comida y un pez tropical conocido como el luchador de Siam casi nunca bosteza solo, pero basta con mostrarle otro ejemplar de su misma especie para que su ritmo de bostezos se multiplique por 300, y si va a entrar en batalla, bosteza aún más.

Sin embargo, entre los humanos parece que bostezamos cuando nos falta estímulo, cuando nos aburrimos. Aunque esto no es siempre cierto. Cuando estamos en situaciones deestrés bostezamos bastante, y los estudiantes suelen bostezar antes de un examen, igual que atletas antes de comenzar una prueba.Y si todo esto es difícil de explicar, aún lo es más su aspecto contagioso. Incluso basta con pensar en bostezar para ponernos a hacerlo como descosidos.
hiperhidrosis

Detectar enfermedades con el sudor

hiperhidrosis

El método ha sido desarrollado por un equipo de investigadores españoles.

sensor-sudor

Un equipo de científicos de la Universidad de Córdoba y del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba (España), pertenecientes al Instituto Maimónides de Investigación Biomédica han diseñado un método para detectar el estado de salud y las potenciales enfermedades de los pacientes mediante un análisis del sudor y el aliento. El estudio ha sido publicado en la revista Talanta.

 

 

El nuevo método analítico utiliza los aminoácidos presentes en el sudor y evalúa las posibles alteraciones que producen en ellos enfermedades del riñón o el hígado, las neuropatías o la dieta sin realizar ninguna técnica invasiva como puede ser el tradicional análisis de sangre.

 

La composición del sudor probó a los científicos que podía ser utilizada para analizar el perfil completo de aminoácidos, precisamente unos compuestos clave en diversos procesos metabólicos de los seres vivos. Una alteración en estos aminoácidos estaría vinculada a la presencia de dolencias en el riñón o el hígado, por ejemplo.

 

“El trabajo tiene aplicabilidad tanto en medicina forense como para el desarrollo de aplicaciones clínicas, pero es difícil localizarlos en las primeras fases de la enfermedad para validar los métodos analíticos y realizar una detección precoz”, explica a Sinc María Dolores Luque de Castro, coautora del estudio.

mujer-durmiendo

Dormir más durante el fin de semana reduce el riesgo de diabetes

mujer-durmiendoEl estudio se ha llevado a cabo alternando la privación de horas de sueño con largas sesiones.

 

A todos nos gusta dormir, aunque a algunos más que a otros, está claro. Ahora, un nuevo estudio ha puesto sobre la mesa la evidencia de que el sueño prolongado durante el fin de semana puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir diabetes. La investigación ha sido llevada a cabo por científicos de la Universidad de Chicago (EE.UU.).

Que nos falten una o dos horas entre semana y que recuperemos esas horas de sueño durante el fin de semana no es un patrón de sueño inusual en la sociedad actual; algo así como, “ponernos al día de las horas de sueño” aprovechando que el sábado y el domingo podemos dormir a pierna suelta. Pues bien, el estudio de la Universidad de Chicago ha reconocido que estas horas extras del fin de semana tienen importantes implicaciones para cualquier persona que pudiera estar al borde de la diabetes.

La diabetes es una enfermedad compleja. Anteriores estudios, como el publicado en la revista Diabetes Care, ya pusieron de manifiesto que dormir entre 7 y 8 horas diarias reducía el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 y que dormir menos de estas horas estaba asociado a un aumento significativo del riesgo.

En el presente estudio, los expertos alteraron los horarios de sueño de 19 voluntarios varones sanos. Primero, pudieron dormir durante 8,5 horas durante 4 noches. Luego, solo pudieron dormir 4,5 horas durante las siguientes 4 noches. A continuación, para las dos siguientes noches, los voluntarios pudieron dormir todo lo que desearan: la media fue de 9,7 horas por noche. El control de la insulina fue el factor común de todas las sesiones del experimento.

Los resultados de este predictor del riesgo de diabetes (insulina) revelaron que tras las primeras cuatro noches de privación de sueño, la sensibilidad a la insulina se redujo un 23% y su riesgo de diabetes aumentó un 16%. Sin embargo, tras las dos noches de sueño prolongado, ambos parámetros volvieron a la normalidad.

“La respuesta metabólica a este sueño adicional fue muy interesante y alentadora. Esto demuestra que los jóvenes, personas sanas que esporádicamente no logran dormir lo suficiente durante la semana de trabajo pueden reducir su riesgo de diabetes si se ponen al día con el sueño durante el fin de semana”, explica, Esdras Tasali, líder del estudio.